RSS

Senna (2010)

20 Sep

Director: Asif Kapadia – Guionista: Manish Pandey

Quiero correr tanto a la hora de escribir esta reseña como lo hizo Ayrton Senna en su vida montado encima del Toleman, Lotus y finalmente del Williams que tantos títulos le dieron y alegrías a sus seguidores, pero creo que me será casi imposible, porque probablemente, en el primer espacio: me salga o me corte con el filo de esta hoja, o quizás no, y sepa mantener fría la cabeza y querer sólo correr y correr y nada más que eso valer. Recordar este documental es ponérsele a uno los pelos de punta. Un trabajo imprescindible de Asif Kapadian, que reúne; testimonios, algunos de ellos inéditos y muy reveladores, imágenes subjetivas desde dentro del coche de Senna; una música muy apropiada, pero singular y el ruido del motor, sus adelantamientos… Sin duda, un trabajo emocionante, tanto por como está hecho como por lo que contiene. Una vida de conducir y llena de carreras, donde no había (hasta que lo hubo) ni política ni dinero, sólo correr y lo más rápido y extremo que la máquina le dejara.

“Senna” cuenta la llegada de Ayrton por primera vez a Europa para competir por el campeonato mundial de la Fórmula 1. Su llegada no levantaría demasiado polvo, chispas o agua, hasta ver ese carrerón en Mónaco bajo el agua. Sin precedentes. Ayrton bajo la lluvia se movía mejor que cualquier pez en el mar. Dejó  boquiabiertos a propios y extraños, pilotando un muy lejano Toleman. Pasarían las carreras y la vida, y todo el mundo ya reconocería a Ayrton Senna. A los amantes al motor se les hacía un agujerito en el estómago cada vez que había una carrera. Porque poder ver a este grandísimo piloto brasileño sobre cualquier circuito del mundo, era (y lo sigue siendo) puro sentimiento y emoción. Sus continuas batallas por las poles, victorias y campeonatos con Alain Prost dieron –y ahí están para los restos- la vuelta al mundo.  Pero para mención especial, la brutal lucha que llevó con el francés, nuevamente, estando en mismo equipo. De las risas y el amiguismo, a una lucha a muerte que les llevaría, incluso, hasta a odiarse. Desaparecería entonces el líder del equipo y lucharían por ser el más grande. Alain Prost solía (y le ayudaban) a luchar también fuera de las carreras, donde más de una y dos veces, el brasileño perdería. Aquí se puede ver con rotundidad, quien era Ayrton Senna: un amante del volante, pero de la vida y la justicia. Todo un ejemplo.

Pero todo duró lo que tuvo que durar. Desde 1988 hasta su muerte, el 1 de Mayo de 1994. El mundo de la fórmula 1 fue diferente. Un creyente: tanto de sus posibilidades, como de Dios y como de la vida. Un piloto que hasta su último suspiro y con el subió a lo más de todo, corrió hasta el extremo. Nunca dejó de intentarlo, casi nunca temió por su vida. Nunca se echó atrás. Un piloto hecho para ganar, siendo el más rápido de todos.

No sé, igual si no gusta el motor o este mundo en concreto, pero desde aquí, recomiendo un trabajo sin precedentes, de una persona, de un mito, que marcó más, que su propia personalidad. Un trabajo que te pone la piel de gallina. Una velocidad de vértigo que te impactará, como el dichoso muro de Imola.

Ni política ni dinero. Sólo conducir y carreras.

Más información

Imdb

Trailer

 
Deja un comentario

Publicado por en 20/09/2012 en Drama

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: