RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

The Tale of the Bamboo Cutter – Póster y teaser –

The_Tale_of_Princess_Kaguya-384141472-large

The Tale of the Bamboo Cutter o The Tale of Princess Kaguya (Kaguya-Hime no Monogatari) es el nuevo film de Isao Takahata -y la nueva película de los estudios Ghibli-. Director de Mis vecinos los yamadas (1999) y La tumba de la luciérnagas (1988) entre otras. Ahora, diez años después de no dirigir nada, vuelve con la adaptación de un cuento popular japonés, Taketori monogatari. La historia de Kaguya.

Sinopsis

Una princesa de la luna es encontrada en un tallo de bambú y adoptada por un cortador de bambú y su mujer. Esta chica crecerá y se convertirá en una belleza pretendida por cinco príncipes, a los cuales les propondrá una serie de tareas para conseguir su mano, pero todos fracasarán. Conocerá la emperador al cual rechazará sin darle oportunidad alguna. La princesa, finalmente…

Que me parta un rayo si lo que van a ver ahora mismo no es de una belleza asombrosa. Me estoy muriendo por ver esto.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 25/10/2013 en Uncategorized

 

The Woman (2011)

  The Woman

  País: Usa

  Duración: 101 min

  Director: Lucky McKee

  Guión: Lucky McKee & Jack Ketchum

  Reparto: Carlee Baker, Shana Barry, Marcia Bennett, Angela Bettis, Sean Bridgers, Lauren Ashley Carter

 

 

 

 

 

 

 

 

La penúltima entrada que compré para el Festival de Sitges`11 y empujado desde la distancia por mi amigo Alex Caballero -gran amigo donde los haya-, fue para la película que finalmente resultaría ser la ganadora del premio al mejor guión. Película y ya lo dejo bien claro, que no es nada del otro mundo, pero que sus últimos quince minutos son un jodido desconcierto, enfermedad, malestar y sangre, que hará que se te arregle la noche, el día, la tarde o cuando quieras o puedas verla. Eso tenlo muy claro y seguro. Pero espero que no seas un espectador o espectadora débil de la azotea principalmente.

El trabajo de McKee llevando a la gran pantalla la novela de Jack Ketchum y co-escrita por ambos, ha dado como resultado una cosa que nos vemos, pero que empieza así. Después de sobrevivir durante décadas escondiéndose en la costa Noreste de los Estados Unidos, una familia de salvajes caníbales acaba siendo masacrada por la policía. Sólo uno de sus miembros logrará escapar: una chica malherida que intentará pasar sin ser descubierta. Continua así. Sin embargo esto no será posible: el abogado Chris Cleek, un aficionado a la caza, la capturará después de sorprenderla escondida en un bosque cercano a su casa de campo. Y termina o terminará, ya lo dijo en su presentación el Señor encargado de hacerlo, como tu mente me sepa asimilarlo. Porque a veces, el terror no es el que se, sino el que no vemos y si que sentimos en lo más profundo, añado yo.

Modélico padre éste Cleek con un aspecto alejado de cualquier tipo bestia, salvaje, animal, loco o enfermo, de familia cuyas virtudes serán puestas a prueba tras este encuentro y que pese a la violenta actitud de esta –la chica cazada-, Christopher intentará civilizarla –por llamarlo de alguna manera-, arriesgando las vidas de su propia familia, que pronto descubrirá lo que se oculta tras esta mujer y nosotros detrás de todos… que muy pronto veremos lo machista y asqueroso que puede llegar a ser y que muy pronto, seremos testigos y manteniendo aún la frialdad de no saber con lo que nos vamos a topar. Un gran hijo de puta que hará de la chica, metiéndola en un sótano a escasos metros de la vivienda familiar, un mero entretenimiento pasado por sufrimiento, dolor, vergüenza y áspero trato que llegará hasta situaciones que aquí no voy a comentar para no aguaros la fiesta. Curioso, pero una vez más, el ser humano es más vil que cualquier otra especie de la tierra, aunque en este caso, se trate también de otro humano, deshumanizado por culpa de otros humanos anteriormente y así la pelota rueda y rueda sin parar. ¿En que mundo vivimos? Mucho cuidado con tu vecino o vecina, su hijo o hija, la abuela de abajo, el que viene arreglar el ascensor, como el mozo viejo del primero que se sube a la terraza a tomar el sol cuando lo único que cae del cielo son lanzas cargadas de odio y violencia, placer y siniestralidad.

Con el paso de los minutos, con la llegada de algo que esperas, pero no sabes a ciencia cierta qué es –gracioso estaría-, el cuerpo y ya haréis la prueba, empieza a intranquilizarse. La mente comienza a revolucionarse, porque ves que la trama empieza a cargarse de un ambiente malsano y nosotros sin percatarnos de esa olla express que estaba a punto de reventar, ya que ha estado hirviendo durante mucho tiempo y ese ruido de la turbina, ha perforado, incluso, lo imperforable. Va a explotar en cuestión de segundo La señora de Cleek lo vivirá por todos nosotros psíquica y físicamente. Posteriormente y después de unos minutos brutalmente crudos por sus diálogos. Somos testigos del caldo que hervía durante tanto tiempo, explotando con unas brutales secuencias que te dejan seco por su impacto emocional y violencia sin fin.

¿Qué significa esta película para ti?

Otra información

ΨÐ

Imdb

Trailer

 
6 comentarios

Publicado por en 08/11/2011 en Gore, Survival, Terror, Uncategorized

 

Etiquetas: , ,

The Road (La carretera) (2009)

The Road

País: Usa

Año: 2009

Duración: 111 min

Director: John Hillcoat

Guión: Cormac McCarthy & Joe Penhall

Reparto: Viggo Mortensen, Kodi Smit-Mc-Phee

 

 

 

 

 

 

 

Pocas o ninguna vez anteriormente había leído un libro y con las mismas, el poder verlo reflejado en el celuloide. Me termino un viernes en la madrugada, ya sábado, la obra de McCarthy, y ese mismo sábado después de una fantástica comida, me dispongo a ver la adaptación de Hillcoat sobre este monumental mundo post-apocalíptico.

Suele decir la gente entendida, esa gente que suele leer mucho, o esas personas que hayan tenido la oportunidad de ver una película sobre alguna obra leída con anterioridad. Que nunca la adaptación cinematográfica es superior al libro. Yo, por desgracia o por suerte, no lo le he podido comprobar hasta ahora. Y desgraciadamente (siempre espero aprender y disfrutar) la película de Hillcoat no llega ni lo más mínimo a las expectativas que yo me había creado. La culpa puede ser que horas antes me hubiera acabado el libro, libro que disfruté locamente. Una maravilla post-apocalíptica, oscura, negra, cruda y dolorosa. O simplemente, que The Road (la película) es pasable nada más. Si, es lo que realmente pienso. Creo que aunque hubieran pasado meses desde que leyera el libro, la película me hubiera transmitido lo mismo, bastante indiferencia.

Y a estas alturas, creo que ya sabréis más o menos la base argumental del film, no? Os cuento brevemente. En un futuro quizá no muy lejano –y es asombroso la verdad tan grande que hay en esto-, en un sombrío mundo post-apocalíptico, un padre (Viggo Mortensen) trata de poner en lugar seguro a su hijo (Kodi Smit-McPhee). El planeta ha sido arrasado por un misterioso cataclismo, pero a decir verdad, no sabemos bien que es lo que ha sucedido, y en medio de la desolación un padre y su hijo viajan hacia la costa para buscar un lugar seguro donde asentarse. Durante su travesía se cruzarán con los pocos seres humanos que quedan, los cuales se han vuelto locos por el hambre, convirtiéndolos en caníbales, y locos por la soledad y desesperación de no saber que habrá más allá de esos bosques o infinitas carreteras.

Y vamos, la trama si que se las trae. Fuera de lo que es el guión, cabe destacar y mucho, la gran fotografía y ambientación que se consigue en todo el film. Dos partes fundamentales que hacen que la película no se queme –cosa curiosa- a las primeras de cambio. Cuesta mucho llegar a esos parámetros que consigue el libro, donde de verdad puedes oler tu mismo a que huele la lluvia. Sentir el hambre que te recorre el cuerpo de pies a cabeza, y ver como se te eriza el pelo del frío y la soledad tan abismal que sus personajes viven noche tras noche –la noche aplasta la escasa luz grisácea- No me termina de gustar como veo pasar la película tan rápidamente, como si hubiera prisa por acabarla, no soy ningún experto en montaje y edición, pero parece montada a la ligera. Toma las secuencias y ya te vales tú sólo. Apenas existe la transición, incluso, me atrevería a decir, que no hay continuidad por momentos.

Luego, las dos actuaciones tanto de padre como de hijo. Toda la película para ellos dos solos, donde poder lucirse como actor y ante un papel en que el que había que demostrar que vivías tus últimos días como ser humano. Y que bueno, Vigo está bien, y el niño, el niño hace lo que puede. Muy bien caracterizados eso si. Cada uno con sus atuendos y aspecto muy logrado, sobresaliendo la extrema delgadez y la imposible dejadez de su rostro (barba, dientes y pelo) Pero ya está.

Se me hace imposible no compararla con el libro, pero quitando si o si esa barrera que creó McCarthy con su obra. The Road me parece una película de sábado por la tarde y de la que poco después, has olvidado hasta de que color era el ambiente y su olor por completo. Mis expectativas puestas en esta película, incluso mucho antes de saber que el libro caería en mis manos, eran muy altas, ya que es un tema que me gusta mucho. Pero pasados unos días desde que vi el film, y ahora que estoy escribiendo sobre ella, tengo que decir que me dejó tal cual (lo vuelvo a decir). Puede parecer contradictorio, pero la extrema y apocalíptica situación que se debe de vivir en The Road desde el principio y hasta su último segundo, no alcanza para mi ese punto de dramatismo y la propia destrucción del ser humano, por el ser humano, en ningún momento.

 
4 comentarios

Publicado por en 10/04/2010 en Uncategorized

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: